Etiqueta: Schopenhauer

Filosofía: una guía para la felicidad. Schopenhauer y el amor

Alain de Botton nos relata como Schopenhauer reduce el amor a la sobrevivencia de la especie, esto es, a la voluntad de vivir. El amor es visto así como una estrategia de la naturaleza para la reproducción. Somos esclavos de esta voluntad, para la cual bares y discoteques no serian mas que lugres de ritos

Seguir leyendo

El otro como causa de responsabilidad y sufrimiento

Lévinas pone especial atención a nuestra relación con los otros. El otro es el que nos pone en cuestión y logra vaciarnos de nosotros mismos. La presencia del otro abre una entrada, ya antes de cualquier discurso, a través del rostro. La manifestación del rostro, señala Lévinas, es el primer discurso. Hablar es venir desde

Seguir leyendo

Sobre la percepción del tiempo

Simon Garfield destaca la “agresividad” del tiempo contemporáneo, el cual pasa a dominar y agobiar nuestras vidas, haciéndonos creer que se nos escapa o nos queda corto. Esta aceleración es propia de una era tecnologizada que lo acelera todo, de allí nuestra obsesión por querer medirlo, controlarlo, venderlo, grabarlo, representarlo, inmortalizarlo o darle sentido[1] (8,

Seguir leyendo

Nietzsche y la voluntad de poder

Nietzsche aludía a lo infértil de muchas de las disputas filosóficas, las cuales, a la larga, no traen ninguna consecuencia positiva para el “individuo”, concepto clave dentro de su pensamiento. Las escuelas epistemológicas dominantes, incluyendo al criticismo y a la ciencia teórica, colocan al conocimiento por sobre el sujeto. Nietzsche invierte esta relación, pues no

Seguir leyendo

El mundo como voluntad y representación

El mundo, nos dice Schopenhauer, es mi representación. Es decir, la existencia se da como representación, en relación a otro, a un sujeto. Si el mundo como representación existe por y para el entendimiento, el objeto siempre supondrá al sujeto, no habiendo entre ellos, por tanto, ninguna relación de fundamento y consecuencia, sino que, para

Seguir leyendo

Conciencia, deseo y suicidio

Son tres, nos dice Schopenhauer, los resortes fundamentales de las acciones humanas: el egoísmo, la perversidad y la conmiseración. Toda acción humana debe referirse a uno de estos tres móviles. El único deseo del hombre es el de conservar su existencia, liberarse de todo dolor y privación. ¿Cómo mantener a raya este egoísmo radical? Una

Seguir leyendo

Schopenhauer y la miseria de la vida

Arthur Schopenhauer fue reconocido por predicar una visión pesimista de la vida humana. La individualidad de la mayoría de los hombres, considera Schopenhauer, es tan miserable e insignificante que nada pierden estos con la muerte. Lo que en ellos puede aun tener algún valor, los rasgos generales de la humanidad, subsiste en los demás hombres,

Seguir leyendo

Schopenhauer y la felicidad

Toda restricción, sostiene Schopenhauer, hace feliz. Cuanto mas reducido es nuestro circulo de visión, de acción y de contacto, mas felices somos; cuanto mas vasto es, mas atormentados o inquietos nos sentimos. Al ampliarse nuestro círculo se agrandan y se multiplican los dolores y deseos. Esta regla, cree Schopenhauer, nos explicaría por que la segunda

Seguir leyendo

El amor según Schopenhauer

Schopenhauer nos presenta una versión del amor desprendida de todo romanticismo e idealización, acercándose a visiones biologicistas más contemporáneas. Toda inclinación tierna, nos señala, sumerge todas sus raíces en el instinto natural de los sexos. El amor se reduce al apareamiento. Y esto, porque el fin ultimo de toda empresa amorosa es la procreación de

Seguir leyendo

Sobre la imbecilidad

Siempre puede ser valorable la construcción de teorías. Como creía William James, se constituyen como remedios y lugares de refugio ante los hechos. Esto puede implicar el tener que aceptar la imposición de cualquier elucubración teórica ajena. Y es que cierta gente tiende a necesitar de muletas teóricas. Nos referimos a los imbéciles. Savater ha

Seguir leyendo

Dialéctica erística: técnicas para vencer en una discusión

Herramientas para salir victoriosos de una discusión hay varias. Una de estas es la dialéctica erística, la cual nos puede dar la anhelada razón, aunque no en base a la verdad, sino a través de argumentos falaciosos y/o medios ilícitos. En El arte de tener siempre razón (1864),  Schopenhauer distingue entre la validez de una tesis

Seguir leyendo