Sobre EC

Hay que entender a esta página como un cuaderno de apuntes. Como tal, no se le puede exigir mucha rigurosidad, de allí que se presenten en su mayoría breves ensayos de los más diversos temas, inspirados, principalmente, por lecturas y estudios acumulados en el tiempo. ¿Por qué cavernarios? El calificativo proviene de la alegoría de la caverna de Platón. Para quienes no la conocen, ésta se constituye como una analogía sobre nuestro estatus de conocimiento, asentado y limitado por los sentidos. El ideal de Platón era poder salir de la esclavitud que representaba el estado cavernario, para así llegar al mundo de las ideas, esto es, a la verdad. Los estudios aquí presentados tienen un objetivo más humilde, pero a su vez, más humano que el platónico: reflexionar desde la caverna. ¿Qué sentido tienen, entonces, las reseñas y análisis de textos aquí citados? Nada más que contribuir una visión más amplia y pluralista de la misma.