Chomsky: educación y democracia

Chomsky concibe a las escuelas como centros de adoctrinamiento y obediencia, los que lejos de favorecer el pensamiento independiente, interpretan un rol institucional dentro de un sistema de control, coerción y socialización para respaldar las estructuras de poder imperantes. Esto quiere decir, según Chomsky, que la escuela no tiene nada de democrática. Si lo fuese, no sería necesario inculcar tal práctica entre los estudiantes, puesto que la acción y la conducta serían democráticas en principio. La mejor manera de descubrir cómo funciona la democracia es poniéndola en práctica. El problema es que la escuela no puede hacer esto, puesto que responde a un orden autoritario. De allí que Chomsky afirme que escuela y sociedad están separadas por un abismo (2002: 24-25, 36).

A través de la educación se nos socializa para que comprendamos la necesidad de prestar respaldo a las estructuras del poder, en conjunto con la deformación y supresión de las ideas e información no deseada. Por ejemplo, Chomsky destaca que dentro de los ricos hay una conciencia de clase clara; la de pertenecer a la clase de hombres de negocios. Sin embargo, la escuela convence al resto de la gente con el mito de que vive en una sociedad sin clases (2002: 25, 44). Esto cambiaría, afirma Chomsky, si el objetivo último de la educación no fuera la producción de bienes, sino la producción de seres humanos asociados entre sí en términos de igualdad. Los educadores no deberían hablarle a los estudiantes, sino que hablar con ellos, en vista de que no aprendan a través de una mera memorística transferencia de contenidos. El verdadero aprendizaje, afirma Chomsky, se relaciona con descubrir la verdad y no con la imposición de una verdad oficial, la cual es incompatible con el desarrollo de un pensamiento crítico e independiente. La obligación de cualquier maestro es ayudar a sus estudiantes a descubrir mediante el estudio y la investigación la verdad por sí mismos (2002: 25, 29).

Lo anterior se sustenta en la idea, sostiene Chomsky, de que la educación no ha de entenderse como el proceso de llenar de agua un recipiente, sino más bien el de ayudar a que una flor crezca según su propia naturaleza. La idea consiste en proporcionar las circunstancias en las que se puedan desarrollar las diferentes manifestaciones de la creatividad. Contrario a una visión centrada en la competencia, esta visión se asemeja a la concepción humanística que procede de la Ilustración, trabajada posteriormente por Dewey y Russell (2002: 46-47). Similar a un ejercicio mayéutico, la labor del maestro sería similar a la que trató de ejercer Sócrates sobre sus conciudadanos, pretendiendo que cada uno descubra por sí mismo la verdad. Y quizás en este punto radique la dificultad de la visión educativa de Chomsky. La verdad parece hoy estar muy desacreditada. La abundancia y renovación constante de información, junto a la nula capacidad de aplicar criterios para discriminarla, vuelve inútil, o al menos así lo intuye el estudiante con su apatía, cualquier tipo de ejercicio de autonomía cognitiva.

Eduardo Schele Stoller.

Un comentario sobre “Chomsky: educación y democracia

  1. El ocultamiento de la verdad, la prédica del engaño y el hecho de desincentivar su búsqueda es también parte de la doctrina de clases. Viene desde arriba a través de los que ostentan ( encubiertamente ) poder. No es que la verdad ( la Verdad ) haya cambiado, se han gestado ideas que ya están instaladas en la sociedad, en desmedro de la inteligencia de las personas, donde la normalidad es una sumisión al limbo conceptual. De modo natural, alguien que sólo quiere la verdad no puede no obtener sólo la verdad, puesto que no quiera otra cosa, pero el hecho de que para ello no haya una autoridad que lo acredite ( nadie te va a dar un título por alcanzar la Verdad ) lo hace desistir, amén de que ella no sea algo que sirva para imponerse a los demás ( como cualquier mentira ordinaria ).
    ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s