El mito de Sísifo según Camus

El mito de Sísifo según Camus

Ignorance is bliss

Según Camus, el único problema filosófico verdaderamente serio es el suicidio, y en relación con esto, juzgar si la vida merece o no ser vivida.

Místicos y esclavos logran escapar de este problema, ya que logran trascender su propia conciencia diluyéndola en el todo o entregándola a una autoridad externa, en lo que sería una especie de muerte en vida. Y es que al hombre absurdo no le interesa pensar, sino que solo el sentir que permite aminorar el razonamiento, pues es este el que nos aleja de las pasiones y la diversidad de experiencias que nos puede entregar, por ejemplo, el arte.

En esta condición se encuentra Sísifo, quien fue condenado por los dioses a subir sin cesar una roca hasta la cima de una montaña, desde donde la piedra volvía a caer por su propio peso. Para Camus, no hay castigo más terrible que el trabajo inútil y sin esperanza. Sísifo es el héroe absurdo, su desprecio por los dioses, su odio a la muerte y su apasionamiento por la vida le valieron el suplicio de no acabar labor alguna. Pero si bien este mito es trágico, lo es solo porque su protagonista tiene algún grado de conciencia de su situación.

Al igual que Sísifo, Camus señala que el empleado moderno trabaja todos los días de su vida en las mismas enajenantes tareas, aunque esto no implica que no pueda alcanzar la felicidad, ya que esta se asocia aquí precisamente con la falta de conciencia y la ocupación en una serie de tareas intrascendentes. En este sentido, el trabajo acompañado de la ignorancia será siempre una dicha.

Eduardo Schele Stoller.

5 comentarios sobre “El mito de Sísifo según Camus

  1. Cuando Sisifo bajó la montaña fue cuando aparecio el marxismo. Y bueno, es un hecho, creo que he pensado mucho sobre estas mismas ideas, admitamos que la finalidad es ser felices, por lo menos buscar la felicidad, despues de todo el sedentarismo nos a ayudado a diversificar la entretencion, eso es lo mejor del sistema actual, la capacidad del hombre de esconder la verdad como basura bajo la alfombra de la farandula, el raiting y el neoliberalismo en general.
    Dios ha muerto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s