Onfray y la filosofía de los cínicos

Michel Onfray reconoce en Diógenes a un maestro, pero uno que se niega a ser considerado como tal, que no manda y no quiere ser mandado. Libre de prejuicios, esclavo de nada ni de nadie. Diógenes fue un filosofo que desenmascaró las quimeras -vivía en un tonel, se masturbaba y pedorreaba en público-, que valoraba solo el poder sobre sí mismo -realizó un famoso desaire a Alejandro Magno-, que ejercía un dominio sobre el deseo y con ello alcanzaba la libertad (Seguir leyendo)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: