¿Es mejor no haber nacido?

El filósofo David Benatar critica el supuesto, asumido usualmente sin argumentos, que el existir es un bien por sí mismo. Hay que reconocer, sin embargo, que nuestra vida está llena de sufrimiento, el cual nos acompañará hasta el fin de nuestros días. Al traer a un niño al mundo no sabemos a qué tipos de desgracia estará expuesto, pero si sabemos, señala Benatar, que necesariamente sufrirá (2006: 345). Si bien es cierto que en su vida también gozará de ciertas satisfacciones y placeres, estas deben medirse en contraste con el sufrimiento. Así, podemos afirmar que:

1) La presencia del dolor es algo malo.

2) La presencia del placer es algo bueno.

Las visiones optimistas con respecto a la vida humana se centran en la mayor presencia de placeres. No obstante, advierte Benatar, obvian la ausencia de ambos aspectos, a saber:

3) La ausencia de dolor es algo bueno (incluso si este bien no es gozado por nadie).
4) La ausencia de placer no es algo malo.

benatar

Para Benatar es indiscutible que 3) es algo bueno, aunque no haya nadie para disfrutarlo, mientras que 4) no es algo malo, ya que no hay nadie que no esté provisto de la ausencia de placeres. Por una cuestión lógica, esto lo hace inferir que sea mejor no existir que existir, pues si bien en la no existencia no hay placer, la ausencia de este no es algo malo en sí mismo, mientras que la imposibilidad de sentir dolor si puede ser considerado como algo bueno. Esto es algo ineludible en la existencia, donde el dolor siempre estará presente, solo mediado brevemente por episodios de placer (2006: 347, 351).

De aceptar este argumento, claramente no tendríamos ninguna obligación de traer gente a la existencia, teniendo más bien la obligación contraria, no hacerlo, ya que los estaríamos condenando a sufrir. De hecho, señala Benatar, las razones de las personas para tener hijos no suelen ser altruistas, sino más bien egoístas, puesto que buscan satisfacer sus propios deseos  reproductivos e incluso como un seguro de cuidado de la salud para la vejez. En este sentido, traer gente a la existencia podría ser considerado como algo inmoral (2006: 351).

A mi parecer, el argumento de Benatar se sustenta en un supuesto que es al menos cuestionable. En el principio 3) nos dice que “la ausencia de dolor es algo bueno, incluso si este bien no es gozado por nadie” ¿Pude un bien ser considerado como tal si nadie goza de él? Usualmente se ha dicho que los valores no son, sino que valen, es decir, que los valores no existen más que en la mente de quienes valoran. ¿Cómo considerar bueno, en consecuencia, un estado de ausencia de valoración tal como el no haber nacido? Efectivamente cuando carecemos de dolor es esto algo bueno, pero podemos valorarlo así precisamente porque existimos y podemos evidenciar la diferencia entre un estado de placer y otro de sufrimiento. En un estado de no nacer esto es imposible. Esta analogía que realiza Benatar, entre la ausencia de dolor existiendo y no existiendo, me parece falaz. Un engaño peligroso que podría hacernos no querer la vida por considerarla en esencia como una fuente inagotable de sufrimiento. Sin embargo, ¿por qué temerle al dolor? Las máximas alegrías vienen precedidas de un gran dolor, y al respecto, la posibilidad de experimentar placer, por más esporádico que sea, es ya un hecho que hace digno el vivir. En efecto, el mismo hecho de que existamos como individualidad parece ya un milagro ¿Por qué derrochar tal esfuerzo de la naturaleza?

Eduardo Schele Stoller.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Es mejor no haber nacido?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s