Misticismo y ciencia

Ya desde David Hume la crítica a la metafísica ha sido frecuente dentro de la tradición filosófica empirista, la cual ha dado pie a la visión cientificista contemporánea. La metafísica, o el intento de concebir el mundo como un todo a través del pensamiento, se ha desarrollado desde sus comienzos, señala Bertrand Russell, gracias a la unión y conflicto entre dos impulsos humanos muy diferentes: uno que lleva a los hombres hacia el misticismo y otro que los lleva a la ciencia. Esta unión, a juicio de Russell, es la más alta cumbre que puede alcanzarse en el mundo del pensamiento (30, 32).

Todo comienza con una duda relativa al conocimiento corriente, que prepara el camino a una sabiduría superior. La lucidez mística comienza, sostiene Russell, con la sensación de misterio desvelado, con la idea o intuición de una realidad unificada tras el mundo de las apariencias. El credo metafísico es así para Russell una consecuencia equivocada de la emoción, al sobrevalorarse la intuición como forma de conocimiento (39-40, 45). Pero la intuición, afirma Russell, se deriva del instinto, el cual es incompetente ante los cambios de ambiente. La inteligencia, propia del desarrollo científico, es superior a la intuición (49-50).

Russell con esto distingue entre emoción y razón, asociando la primera con el misticismo (el querer la unicidad) y la segunda con la ciencia, la cual estaría desprendida de nuestros intereses instintivos y, en consecuencia, podríamos alcanzar a través de ella a la objetividad. Este carácter místico derivó, señala Russell, en la religión y la filosofía. ¿Pero qué ocurre con la ciencia? ¿No son acaso los mismos motivos que dan origen a su proceder? Si el objetivo del misticismo es el de concebir una realidad unificada, la ciencia también podría considerarse como tal. ¿Qué es lo que buscan sino, por ejemplo, las leyes de la física?

Misticismo y ciencia tienen las mismas metas cognitivas, a saber, trascender lo cotidiano para conocer una verdad que vaya más allá de lo aparente. La diferencia radica en rol protagónico que cumple el sujeto en este proceso; mientras que en el misticismo el sujeto busca identificarse con el todo, en la ciencia el sujeto lo conoce desde fuera y a través de un método predeterminado. Así, el objetivo de la ciencia y el misticismo es el mismo, es solo la forma de su proceder la que varía. Sin embargo, ambos se ven impulsados por la misma emoción, la cual los motiva a obtener un conocimiento unificado, ya sea de la naturaleza, Dios o ambos.

Eduardo Schele Stoller.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s