Democracia: un mal necesario

La democracia es la peor forma de gobierno, a excepción de todas las demás.

Winston Churchill

La necesidad de ser gobernados suele estar justificada implícitamente al sopesarse las consecuencias negativas de la ausencia de un poder central, a saber, la lucha de todos contra todos. Debemos aceptar renunciar a nuestra libertad a cambio de cierta seguridad y una vida civilizada.

Al respecto, Karl Popper nos señala que no hay ninguna forma de gobierno buena, sino que solo existen las incorregiblemente malas. Estas solo pueden distinguirse entre aquellas que se ejercen  por la fuerza, y aquellas en las que el gobierno puede ser depuesto por medio de una votación (2000: 152). Necesitamos al estado y a sus leyes, afirma Popper, para lograr que los limites inevitables de la libertad del hombre sean iguales para todos los ciudadanos. La idea de libertad conduce a la idea de igualdad. Pero esta idea de igualdad plantea límites a la idea de libertad, ya que, si la tarea del estado consiste en velar por la igualdad de los derechos y deberes de los ciudadanos, el poder del estado se convierte en un peligro para la libertad, en la medida que su ejercicio derive en un abuso de poder. El riesgo, señala Popper, puede provenir de la burocracia, que acaba por convertirse en la clase dominante, amenazando la libertad y la igualdad. Podemos ser esclavizados por el propio estado, por una burocracia anónima (2000: 192-193).

Independiente de la forma de gobierno que nos rija, la acumulación de poder, como ha destacado Popper, puede fácilmente derivar en abuso. Caemos así en la paradójica situación de tener que aceptar algo por la consecuencia negativa de su ausencia pero que también llegamos a vivir en su presencia. La gran diferencia que hace la democracia es que es la forma de gobierno más dispuesta a la reforma y la crítica. Por lo demás, ella misma permite la develación y corrección de los abusos. Así, como señalamos al comienzo, toda forma de gobierno es un mal, pero un mal necesario. De estos males, la democracia parece ser el mejor de todos.

Eduardo Schele Stoller.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s