Sartre: existencialismo y humanismo

El existencialismo, afirma Sartre, es una doctrina que declara que toda verdad y acción implican un medio y una subjetividad humana. Si la existencia precede a la esencia, hay que partir de la subjetividad (1999: 23-27).

A partir del siglo XVIII con el ateísmo filosófico, la noción de dios es suprimida. Sin embargo, señala Sartre, no ocurre lo mismo con la idea de que la esencia precede a la existencia. En Kant, por ejemplo, el hombre aun es poseedor de una naturaleza humana. Cada hombre es un ejemplo particular del concepto universal de hombre. La esencia de hombre precede así a su existencia histórica (1999: 30). Esto para Sartre es un error, ya que el hombre empieza por existir, surge en el mundo. Después se define. El hombre no es definible, podríamos decir, a priori, porque empieza por no ser nada. Solo será después, y será tal como se haya hecho. No hay naturaleza humana, porque no hay Dios para concebirla. El hombre no es otra cosa que lo que él se hace (1999: 31).

Es por esto que Sartre llega a considerar al hombre ante todo como un proyecto que se vive subjetivamente. Nada existe previamente a este proyecto. El hombre será lo que haya proyectado ser. Si la existencia precede a la esencia, el hombre es por tanto responsable de lo que es y de su existencia (1999: 32-33). El reconocimiento de esta responsabilidad por parte del hombre conlleva a la angustia, al desamparo de la inexistencia de Dios y del bien a priori (1999: 36, 41). Como señalara Dostoievski “Si Dios no existiera, todo estaría permitido”. El existencialismo apunta a la idea del abandono, pero también a la de libertad. El hombre, afirma Sartre, está condenado a ser libre. Una vez arrojado al mundo es responsable de todo lo que hace y elige (1999: 42-43, 52).

Esto nos lleva a una filosofía que consecuentemente privilegiará la acción. Solo hay realidad, sostiene Sartre, en la acción. El hombre no es más que su proyecto, no existe más que en la medida que se realiza. No es otra cosa que el conjunto de sus actos. El hombre se construye a sí mismo, y se hace al elegir y darle un sentido a la vida (valor) (1999: 56, 73, 82). Pero esto no quiere para Sartre que el hombre pase a considerarse como un fin, ya que éste está en constante realización. El culto a la humanidad (Comte), advierte Sartre, conduce al humanismo cerrado (fascismo). El existencialismo, en cambio, valoriza al individuo y su libertad. No hay otro universo, señala Sartre, más que el universo de la subjetividad humana. No hay otro legislador que él mismo (1999: 84-85).

Para Sartre, es en el desamparo que el hombre decidirá sobre sí mismo. Sin embargo, podríamos preguntar: ¿qué ocurre si el hombre no siente la angustia? Sin esta toma de conciencia todo el proceso relatado antes no se daría, puesto que el hombre no se haría responsable de su propio proyecto. El hombre contemporáneo parece no sentirse indeterminado y, por tanto, interpelado a hacerse cargo de su propia vida. Vive enajenado, esto es, no desde si mismo. Se hace cargo de proyectos y sentidos ajenos. Y esto al parecer no es algo que le moleste. El hombre de hoy posee una serie de actividades y artilugios para evadir la angustia. Ya Nietzsche se daba cuenta de esto al criticar el alcohol y el cristianismo como dos formas de evadir los problemas. El sufrimiento, por el contrario, debe afrontarse, para llegar a una posterior toma de conciencia, de sentimiento de responsabilidad, evidencia de libertad y superación. Mientras esto no ocurra el hombre no se hará a sí mismo, sino que será lo que hayan hecho de él los demás.

Eduardo Schele Stoller.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s