Marxismo: tecnología y determinismo

No hay comentarios

¿Está el cambio social directamente relacionado con la tecnología? ¿Sigue éste una senda fija y predeterminada? Al respecto, Marx sostenía que dentro de la dimensión del trabajo, los medios o herramientas son los distinguen a una época económica de otra. En el proceso de obtención de un producto actúan dos factores, los medios de trabajo y los objetos sobre los que versa el proceso. Ambos constituyen los medios de producción (Cf. Marx, 1971: 298-299).

El factor primordial para el materialismo histórico de Marx, que influye a la sociedad y al paso de una época a otra, es el modo de obtención de los medios necesarios para la existencia del ser humano, esto es, el modo de producción de los bienes materiales (como el alimento, la vestimenta, el calzado, la vivienda, el combustible y los instrumentos de producción) los cuales son necesarios para que una sociedad viva y se desarrolle. Los instrumentos de producción, con los que se producen los bienes materiales, junto a los hombres, que manejan tales instrumentos, forman las fuerzas productivas de la sociedad. A estas fuerzas también se le suman las relaciones de producción, que son todas aquellas relaciones que establecen los hombres a causa del proceso de producción.

Para Marx, las producciones sociales de la vida de los hombres corresponden a un grado determinado del desarrollo de las fuerzas productivas materiales (Cf. Marx, 1971: 295). De esta forma, el conjunto de relaciones de producción constituye la estructura económica de la sociedad, la cual es la base concreta sobre la cual se levanta una superestructura jurídico-política y a la que corresponden, a su vez, determinadas formas de conciencia social. Así, afirma Marx, el modo de producción de la vida material condiciona el proceso de vida social, política e intelectual en general. No es, pues, la conciencia de los hombres lo que determina su ser, sino que al contrario, es su ser social el que determina su conciencia (Cf. Marx, 1971: 295).

La tecnología para Marx, por tanto, sería solo una parte más de las fuerzas productivas y no el único factor constituyente de ellas, ya que también deben incluirse los seres humanos, los objetos y medios o circunstancias generales de la producción. La tecnología influye sólo en parte a la sociedad y no de manera necesaria y exclusiva. Es un medio más, un instrumento, y no un fin. A raíz de estas consideraciones, podemos notar que en Marx hay una alusión tanto al proceso como al producto tecnológico. La sola inclusión del proceso al análisis histórico de la tecnología vuelve a esta última no determinista, ya que, como vimos, tal alusión reconoce también la influencia de los seres humanos en la sociedad, entre otros factores.

Eduardo Schele Stoller

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s