Francisco Varela: epistemología y guerra civil

Francisco Varela no solo fue un destacado científico chileno, sino que también tuvo interesantes aproximaciones al pensamiento filosófico. Intentaré mostrar que llegó a defender incluso postulados coincidentes con el pragmatismo, tesis (o anti-tesis) muy frecuente en nuestra época.

En una conferencia del año 1979 denominada “Reflexiones sobre la guerra civil chilena”, Varela alude a una visión subjetivista del conocimiento, lo cual no solo es dependiente de las percepciones particulares de cada individuo, sino que también de la tradición cultural a la cual se pertenece. Varela consideraba que la epistemología tiene un rol protagónico en nuestras vidas, ya que, según su fundamento, creará nuestro mundo y valores. Si este fundamento es correspondentista, esto es, creyente en una verdad objetiva, se pueden producir conflictos político-ideológicos como el dado en Chile en el contexto del golpe militar. Para evitar lo anterior, Varela afirma que debemos reconocer que nuestras visiones de mundo se tratan de perspectivas relativas no pertenecientes a propiedades abstractas. Esto se traduce en que la política ya no pueda considerarse como fundada en la “verdad”. Lo que hace aquí Varela es constatar un fenómeno propio de nuestro siglo, al cual ya aludieron autores como Lyotard, a saber, la crisis de los grandes relatos o proyectos metafísicos, tanto a nivel teórico como político.

La cultura ideal que concibe Varela es aquella que en sí misma considere las formas para su deconstrucción. De lo contrario, es probable que derivemos en conflictos tales como el de la guerra civil de 1973 en Chile. Con la categoría anterior interpreto que se refiere más bien a una polarización de ideas, ya que ciertamente las fuerzas no estaban tan equiparadas como para hablar de una guerra propiamente tal. No obstante, lo central para el argumento, es que tales ideas se conformaron, según Varela, como dos sistemas autopoiéticos, esto es, cerrados dentro de sus límites. Como vimos, bajo la noción pragmatista del conocimiento, esto se constituye como una crítica a la noción correspondentista de la verdad, la cual deriva fácilmente en dogmatismos y en violencia. Como afirma Gianni Vattimo en Adiós a la verdad (2010) : si bien no todos los metafísicos han sido violentos, todos los violentos han sido metafísicos.

Eduardo Schele Stoller

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s